Archivos por Etiqueta: antiojeras

¿Cómo cubro mis ojeras?

21 feb

¿Qué hago con mis ojeras? ¿Cómo las cubro? ¿Hay algo que, de verdad, funcione? Probablemente, ésta es la pregunta que más veces me han hecho y una de las más complicadas de dar respuesta porque las engorrosas ojeras son difíciles de camuflar. Pero esta no es una guerra perdida. Las claves: acertar con el tono y la textura del corrector.

Seguro que vuestra siguiente pregunta es: ¿qué uso yo? Pues siento decepcionaros porque no tengo un producto mágico, ya que no suelo  tener ni ojeras, ni bolsas. Aunque será la única cosa que no me tocó en la loteria genética, porque del resto de sospechosos habituales (celulitis, mala circulacion, etc.) tengo instalado de serie el pack completo. Pese a ello, llevo muchos años trabajando con maquilladores y celebrities (sí, ellas también son mortales) que me han contado cuáles son los trucos y los productos que, de verdad, funcionan. ¿Lista para tomar nota?

¿Por qué se poducen las ojeras?

 ¿Quién no se ha sentido, nada más levantarse, como Uncle Fester de La Familia Adams  ?

Muchas veces son hereditarias, pero hay otros factores como el estrés físico o emocional, el tabaco, el alcohol e incluso el sol, porque la radiación solar estimula la producción de melanina, la responsable de darles ese tono oscuro. Pero, además, a medida que envejecemos, la piel se vuelve más fina, porque perdemos el colágeno que le daba firmeza y por eso, los vasos sanguíneos de la zona se hacen más visibles. Además, la oxidación de la hemoglobina es también responsable de la aparición de las ojeras. Por eso, tienen ese tono morado, como de moratón y, cuanto más fina es la piel, más se ven. Vale y ¿qué hago?

De la teoría a la práctica

Natalia Belda, la maquilladora de cabecera de las actrices Blanca Suárez y María León nos da las claves para camuflar las ojeras. Presta atención:

1. “Primero, me gusta usar el contorno de ojos Xpert Contour de SingulaDerm (de venta en farmacias), que estimula la circulación sanguínea en la zona  y hace que la piel se ponga algo más clarita. Luego, con un corrector, siempre medio tono más claro que el tono de la piel, para que haya un punto de luz pero no demasiado claro y no parecer un oso panda, terminamos de disimular del todo”, dice la maquilladora quien, además, recomienda “los correctores de Make Up Forever. Trabájalos con pequeños toques y con cuidado para no poner demasiado producto y que se vea mucho maquillaje o se marquen las arrugas. Prefiero difuminarlo con los dedos porque el producto se controla mejor“. Y para las que tienen las ojeras muy, muy marcadas: “no te vuelvas loca intentando taparlas, porque es imposible disimularlas del todo. Es mejor sacar partido a tus pestañas o a los ojos para que éstas pasen a un segundo plano”, concluye Natalia.

También hemos preguntado a Miguel Ángel Álvarez, el maquilllador de cabecera de Paula Echevarría. Estos son sus mejores trucos para la operación ojera.

“Elige texturas ni muy secas, ni demasiado densas. ¿El tono? El más parecido al de la piel, pero para las mujeres de tez mediterránea/oliva, la mayoría en nuestro país, lo mejor es utilizar correctores con tonalidades beige amarillento o anaranjado y también dorados, porque estos corregirán perfectamente el tipo de ojera morada. También funcionan perfectamente en las pieles más morenas o cetrinas y si las ojeras son más bien verdosas o azuladas opta por un beige más rosado, pero eligiendo siempre la altura de color más parecida a la carnación natural de la piel. Nunca más clara, porque da un efecto sobrecargado y grisáceo al maquillaje. Nunca apliques el producto en las pequeñas arruguitas del contorno de ojos, porque en vez de disimularlas, las vas a acentuar”, dice el maquillador.

Las reglas de oro para tapar las ojeras

1. Si tienes ojeras, no perfiles el párpado fijo ni las pestañas inferiores. Seguro que el maquillaje terminará corriéndose y el pigmento oscuro caerá directo en el surco de la ojera. Resultado: Parecerás el tío Fester de la Familia Adams y las ojeras no harán más que pronunciarse.

2. Si sueles optar por los ojos ahumados, cuidado con los pigmentos de las sombras. Es fácil que caigan sobre el surco de la ojera y manchen la zona. Aplica primero una espesa capa de polvo translúcido, que retirarás una vez que hayas terminado de maquillarte. También puedes probar a cubrir la zona con un tissue mientras te maquillas, pero hay que tener un pelín de maña.

3. Nunca apliques el corrector mirándote en un espejo de aumento, porque terminarás extentiéndolo dónde no debes. Aléjate un poco del espejo y aplícalo sólo en aquellas zonas que parecen necesitar un extra de cobertura. Cuando vayas a difuminarlo ya puedes acercarte, para así hacerlo con mayor precisión.

4. ¿Cuándo se aplica el corrector? La famosa maquilladora Pat McGrath una vez me dijo que el corrector siempre se aplica tras la base de maquillaje porque es probable que tras usar el fondo ya no necesites más cobertura. Además, si lo aplicas primero, cuando luego extiendas la base, lo arrastrarás y dejará de cumplir su función que no es otra que cubrir la zona.

5. ¿Qué dedo uso para aplicarlo? El anular (el cuarto dedo, el que está pegado al meñique. Igual os parece absurda esta explicación pero yo siempre me lío con los nombres de los dedos!). Es mejor usar este dedo porque el toque es más suave y así el acabado es más natural. Prueba ahora mismo mientras lees y ya verás como tengo razón!

Si queréis algo más de info sobre las ojeras y cómo combatirlas os dejo un vídeo tutorial de la maravillosa Lisa Eldrige. En él, Lisa os explica cómo se producen y qué tratamientos hay disponibles para las ojeras. Está en inglés, pero se entiende muy bien.

Espero que os haya gustado. ¡Seguimos en contacto!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 195 seguidores

%d personas les gusta esto: